Abono casero para cuidar tu jardín o tus plantas durante la cuarentena

El estiércol es un material orgánico descompuesto que se utiliza para fertilizar los cultivos. (Shutterstock)

Los abonos para la tierra son principalmente orgánicos, como el estiércol o el mantillo, es decir son naturales. Se echan directamente a la tierra o a la maceta y las nutren con el fin de alimentar las plantas o a los alimentos de una huerta orgánica. A su vez, recuperan la materia orgánica del suelo, favoreciendo la producción de nutrientes, permiten la fijación de carbono en el suelo o donde se aplique y mejoran la absorción del agua.

El estiércol es un material orgánico descompuesto, formado por excremento de animales, como caballos, vacas o aves, que se utiliza para fertilizar los cultivos, ya que esta tiene numerosos nutrientes que las plantas necesitan, como el nitrógeno. En ocasiones puede venir acompañado por más de un desecho orgánico, como paja. La manera de colocarlo como fertilizante es mezclándolo como parte del compost, hecho por otros residuos orgánicos, como cáscaras de huevo, frutas, etc; y aplicarlo sobre la tierra. De esta manera se evita que las plantas se quemen. Otra opción es colocarlo con un rastrillo sobre la tierra y esparcirlo, generalmente en el otoño, para darle al estiércol tiempo suficiente para descomponerse.

La mejor época para aplicarlo es a finales de primavera.
La mejor época para aplicarlo es a finales de primavera. ( )

Por su parte, el mantillo es una capa de materiales orgánicos que se aplican sobre la tierra y son de gran ayuda para enriquecer el suelo y aportar nutrientes. Gracias a su aporte de materia orgánica extra, y su retención de agua y humedad, ayuda a que los suelos degradados se fortalezcan y puedan sostener la vegetación, mejorando la calidad de la misma. El mantillo está compuesto por residuos orgánicos, restos de césped, hojas, residuos de la cocina, aserrín, cartón, entre otras. La mejor época para aplicarlo es a finales de primavera, ya que la tierra aún está húmeda y puede absorber mejor los nutrientes.

Abonos naturales que puedes preparar en el hogar:

-Jugo de naranja: La vitamina C reconstruye las plantas, y por eso regarlas con jugo de naranja de vez en cuando, le devolverá el vigor en solo dias.

-Caldo de verduras: Es un excelente fertilizante natural y puedes añadirlo directamente sobre las plantas.

-Cáscaras de huevo: Las proteínas que tienen los huevos y sus cáscaras son básicas para las plantas. Tritura las cáscaras y colocalas en la tierra o en la maceta.

-Ceniza de madera: Es rica en fósforo y potasio, además es buen aliado para prevenir plagas.

-Restos de café: Diluir en agua, dejar reposar 24 horas y una vez a la semana regar las plantas. Se recomienda en rosales, azaleas y gardenias.

-Banana: Reconstruye las plantas. Cocinar las cáscaras con una cucharada de azúcar, mezclar con agua de riego y esparcir sobre las plantas. También se pueden usar las cáscaras para limpiar las hojas de las plantas y ayudar a eliminar las plagas.

Diario Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí