Las Bolsas europeas bajan ante el nuevo fracaso del Eurogrupo para dar una respuesta a la crisis

Las Bolsas europeas han vuelto a caer después de otro fracaso del Eurogrupo para dar una respuesta comunitaria a la crisis del coronavirus, si bien han suavizado las pérdidas tras la buena apertura de Wall Street. El Ibex se ha dejado un 0,72% —ha llegado a caer un 2% en algunos momentos del día— y se queda en 6.951,80 puntos, muy cerca de su máximo de la jornada. El índice español pierde el umbral de los 7.000 puntos, que había superado este martes tras un inicio de semana al alza ante los datos esperanzadores sobre la evolución de los contagios. Las cifras de muertos han vuelto a aumentar en los dos últimos días en España y las previsiones económicas no son buenas: la CEOE calcula que el PIB podría caer hasta el 9% y el paro subir hasta el 18% como consecuencia del impacto de la Covid-19.

En la misma línea, casi todos los parqués europeos han registrado pérdidas, a la espera de los ansiados estímulos de Bruselas, que no acaban de llegar. La Bolsa de Madrid ha liderado las bajadas junto a la de Londres, que ha caído un 0,85% en plena incertidumbre sobre el estado de salud del primer ministro británico, Boris Johnson. En cambio, la Bolsa de París ha conseguido remontar tras la apertura de Wall Street y es la única que no ha cerrado con pérdidas, en un día en el que el Banco de Francia ha estimado que el PIB del país cayó en torno al 6% en el primer trimestre como consecuencia de la pandemia, el peor dato desde la Segunda Guerra Mundial.

Los números rojos de la jornada han cortado la tendencia alcista de las últimas sesiones, cuando se apreciaba una sensible recuperación de la confianza de los inversores tras un marzo aciago a causa de la Covid-19. El Ibex, por ejemplo, se ha dejado un tercio de su valor desde el máximo de mediados de febrero, cuando superó los 10.000 puntos. Graham Secker, estratega jefe de renta variable europea en Morgan Stanley, considera que la incertidumbre en los mercados aún no ha pasado, ya que los datos de crecimiento y empleo del segundo trimestre del año “serán probablemente los peores que hemos visto nunca». Para Becker, recoge Reuters, la clave estará en la duración de la recesión y la magnitud de la recuperación.

La incertidumbre europea ha marcado la jornada en los mercados, pero sin obtener eco en otras latitudes. Wall Street abre con alzas superiores al 2% ante la esperanza de nuevos estímulos —el Congreso y la Casa Blanca ya negocian un segundo plan de rescate por 250.000 millones de euros—, después de cerrar prácticamente plano el día anterior. En Asia, la Bolsa de Tokio ha encadenado su tercera jornada consecutiva con subidas superiores al 2%, aunque Hong Kong ha bajado un 1,3%.

Pendientes del Eurogrupo
El Eurogrupo condiciona una semana atípica en la Bolsa. El selectivo español permanecerá cerrado este viernes y el próximo lunes por la festividad de Semana Santa. Antes, los ministros de Economía y Finanzas se volverán a reunir la tarde de este jueves tras su enésimo fracaso. Será el cuarto intento para llegar a un acuerdo, pero las posiciones divergen considerablemente: Italia rechaza tener que realizar ajustes a cambio de tener acceso a los préstamos del fondo de rescate (Mede), postura que apoya España, pero los Países Bajos exigen que esa línea de préstamos esté sujeta a condiciones. Mientras, el plan de reconstrucción a largo plazo que piden los países del Sur también está bloqueado. “Si Europa se mueve hacia una responsabilidad solidaria sería un mensaje muy positivo”, concluye Becker.

La falta de acuerdo no se nota en el mercado de deuda. La prima de riesgo —el diferencial del bono español a 10 años con el alemán— se mantiene en los 115 puntos básicos. El euro, por su parte, se deprecia ligeramente, con un cambio en el entorno de los 1,09 dólares.

En el mercado de materias primas, el petróleo vive una jornada volátil a la espera de la reunión de la OPEP que tendrá lugar este jueves. El barril de Brent, de referencia en Europa, se paga alrededor de los 32 euros, en un contexto de desavenencias entre Rusia y Arabia Saudí que ha hundido su cotización en las últimas semanas.

El País

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí