Fundación que administra hogar de menores en Cabarete solicita ayuda

La Fundación Faro de Luz de Jesucristo es un hogar conformado por 18 niños, adolescentes y jóvenes, ubicado en Cabarete, distrito municipal del municipio de Sosúa, provincia de Puerto Plata. La entidad, en medio de esta cuarenta por el COVID-19, atraviesa por muchas precariedades.

Ramón Antonio de Jesús Peralta, director del hogar, solicita a personas o instituciones algún aporte para suplir las necesidades básicas de los menores. Indica que ahora mismo de lo que más carecen y necesitan es alimentos y agua.

“Mi llamado siempre es que las personas nobles y de buen corazón, puedan acercarse a nosotros y vean nuestras necesidades, ahora mismo estamos requiriendo comida para poder sobrellevar este periodo de cuarentena”, manifiesta.

Los recursos con los que sustenta Ramón Antonio de Jesús Peralta la fundación, creada hace doce años, salen de sus propios ingresos producto de los trabajos que realiza en diferentes áreas de manera independiente y en algunas ocasiones recibe ayuda de amigos o misioneros que acuden al lugar de vez en cuando, relata el también pastor de la iglesia que lleva el mismo nombre del hogar infantil.

“Todo sale de nuestros bolsillos, y el personal de trabajo está conformado por mi esposa y tres hijos, quienes desempeñan diferentes funciones dentro de la fundación. Por ejemplo, mi señora se encarga de cocinar y enseñarle a las niñas a coser y manualidades. Mis hijos también están involucrados en la parte administrativa”, puntualiza.

De Jesús Peralta precisa que dentro del organismo hay niños huérfanos y otros a quienes los mismos padres han ingresado al centro por distintas situaciones.

Destaca que los menores reciben formación religiosa y artística. Unos con aptitudes para cantar y otros para tocar algún tipo de instrumento. De igual forma asisten a la escuela, cursando el nivel correspondiente a sus edades, y reciben ayuda de los tutores de la fundación para realizar sus tareas. Además, están divididos en dos habitaciones, una para niñas y otra para los niños.

De Jesús Peralta indica que las edades promedio de los integrantes de la fundación oscilan entre 10 y 18 años. Aclara que cuando cumplen la mayoría de edad no son obligados abandonar el recinto, sino a integrarse a la labor de la entidad.

Para realizar algún aporte a la fundación pueden comunicarse con su director, Ramón Antonio de Jesús Peralta al teléfono: 829-982-2605.

Diario Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí